Cómo tener una franquicia exitosa

Cuando un negocio obtiene éxito y popularidad, es hora de comenzar a pensar en un sistema de franquicias que permita sacarle más rentabilidad y, al mismo tiempo, darle más publicidad a la marca.

No obstante, hay que saber cómo crear una franquicia exitosa para no cometer errores que hagan que el negocio se devalúe y que acabe fallando a la hora de transformarse de un simple negocio en uno de franquicias.

¿Qué hay que tener en cuenta para ello?

¿Cómo crear una franquicia exitosa? 5 aspectos clave

Si tienes un negocio y estás pensando en expandirlo vía franquicias, contactando con emprendedores que quieran ser franquiciados, necesitarás cuidar distintos aspectos.

No es nada fácil crear una franquicia y, sobre todo, es complicado asegurarse de crear una de éxito. A continuación, te resumimos los aspectos en los que te tienes que fijar para llegar a tener una franquicia popular, no solo en México, sino en todo el mundo.

1. Planifica cómo será tu franquicia

Si vas a tener una franquicia, tendrás que pensar a largo plazo. La planificación es fundamental si quieres llegar a hacer algo grande. Debes planificar hasta el último de los detalles y todas las variables de aquello que puede influir en el desarrollo de tu negocio en un plan futuro.

Tendrás que pensar a quién está dirigida tu franquicia, qué tipo de inversor podría ponerse al frente de ella, cuál llegaría ser el público objetivo y qué volumen de ingresos se obtendrían.

También deberás tener en cuenta el tipo de soporte que le darás al franquiciado, las áreas geográficas en las que podrías distribuir las sucursales de tus franquicias y las normas que habrá que imponer para todo el equipo que trabaje en la franquicia.

Si desarrollas una buena base y estableces un modelo de negocio adecuado, seguro que las franquicias funcionarán con muy buenos resultados.

2. Elegir a los franquiciatarios

Un error común en el cual suelen caer muchos franquiciadores es dejarse llevar por las ganas de tener franquicias de su negocio y por el ingreso que implican las regalías. Y, lo que hacen, es valorar inadecuadamente las solicitudes que reciben. Se limitan a comprobar si los interesados tienen presupuesto suficiente.

A partir de ahí, se limitan a cobrar la franquicia para obtener ganancias, sin pensar en si el negocio le irá bien al franquiciado o no.

Eso puede acabar derivando en que se produzcan problemas que hagan que la imagen de la franquicia se vea afectada de manera negativa.

Así, si uno de los franquiciados comete errores y lleva su negocio a la bancarrota, esto generaría un efecto dominó que afectaría no solo a las demás franquicias, sino también al futuro del negocio e incluso a la sucursal original.

Por ello, hay que analizar muy bien a los posibles interesados en la franquicia, para saber que quien se ponga al frente de la nueva sucursal estará preparado para tomar el control asegurando unos buenos resultados.

3. Ser innovador

En el mundo de las franquicias se dan dos situaciones que resultan recomendables.

La primera: entras en una tendencia al alza antes de que llegue a su máximo nivel de popularidad. Eso te permitirá disfrutar de grandes beneficios cuando llegue el nivel máximo de fama del producto.

La segunda: optas por un mercado emergente que todavía no haya sido explotado y que te permita afianzarte en el mercado conectando con los clientes y logrando que tu nombre sea una referencia.

Entre las dos opciones, la segunda garantiza unos mejores resultados a largo plazo, por lo que, siempre que sea posible y tras hacer un análisis en profundidad del sector, es recomendable apostar por la innovación.

4. Comunícate con tus franquiciatarios

Tú eres el creador de la franquicia y eso es algo que no va a cambiar por mucho que pase o se diga. No obstante, nunca está de más que mantengas una comunicación fluida con tus franquiciatarios.

Eso te ayudará a ver el negocio con puntos de vista más frescos que, pueden aportarte algo de valor que aplicar a la filosofía de la franquicia.

Mantener una buena comunicación hará que la marca se mantenga en el mercado con mayor estabilidad y, por otro lado, generará un buen ambiente en la relación con las personas que están al frente de tus franquicias.

5. No dejes de lado la formación y el aprendizaje

Por mucho que hayas conseguido que tu negocio sea exitoso y tus franquicias estén llegando a todo tipo de personas y profesionales, nunca debes dejar de aprender. Tanto tú, como los franquiciatarios, a quienes es recomendable formar con cursos y talleres en los que puedan desarrollar sus habilidades.

Además, es obligatorio que, tras la firmar un contrato de franquicia, el franquiciatario pase por un proceso de aprendizaje en el cual llegue a dominar todo lo que necesita.

Hay que ser conscientes de que ese franquiciatario no va a ser tan diestro en la gestión del negocio como tú, porque ya llevas muchos años trabajando en tu negocio y lo conoces en profundidad, pero, poco a poco, y con la formación adecuada, sí llegará a dar lo mejor de sí mismo.

Y, con el paso del tiempo, no habrá que olvidar la importancia de seguir formando a los franquiciatarios para que puedan amoldarse a las novedades y cambios que afecten a su negocio.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *