5 razones para invertir en una franquicia en México

¬ŅNecesitas razones para invertir en una franquicia? Si todav√≠a no te has decidido por uno de estos negocios, posiblemente te vendr√° muy bien conocer cu√°les son los motivos que ya han llevado a miles de emprendedores a invertir en este modelo de negocio.

Las 5 mejores razones para invertir en una franquicia

Sigue leyendo para descubrir las razones principales y checa todo lo que te vamos a contar sobre las franquicias. Así podrás entender fácilmente qué es lo que ha llevado a que se convierta en uno de los modelos de negocio más recurrentes entre los profesionales.

1. Un tipo de negocio rentable y de éxito

La mayor ventaja de la que te vas a beneficiar con una franquicia es que est√°s optando por un sistema comercial que ya ha sido probado y que ha demostrado su rentabilidad.

Solo se hacen franquicias de aquellos negocios que triunfan, que tienen un gran volumen de mercado y que aportan posibilidades de negocio de una manera indudable.

Al fin y al cabo, lo que quiere cualquier franquiciante es que sus franquicias lleguen a tener éxito, ya que eso repercutirá en que el negocio pueda continuar y que siga obteniendo beneficios debido a la firma de más contratos de franquicia.

Por lo tanto, lo que est√°s haciendo con una franquicia es evitar los riesgos que tiene emprender en un tipo de negocio que no sabes si interesar√° a los clientes o si tendr√° un hueco en el mercado.

2. Tienes el apoyo del franquiciante

Aunque estés emprendiendo en solitario, al elegir una franquicia estarás colaborando con, al menos, otra persona, el fundador de la marca por la cual vayas a apostar. Esa franquicia formará parte de una empresa, por lo que dispondrás de un apoyo personalizado con un equipo a tu alrededor.

Tener ese soporte siempre es algo positivo. Te ayudarán con consejos, con guías para gestionar tu negocio y con todo tipo de herramientas o materiales que harán tu camino más sencillo. Hay que pensar que todo lo que vas a hacer, ya lo ha hecho antes la empresa o el franquiciante original, por lo que es algo de lo que puedes aprender mucho.

3. La marca ya es conocida

No se puede comparar la diferencia entre comenzar un negocio desde cero, sin que lo conozca nadie, y emprender con una marca que ya tiene una cierta reputación. Si emprendes por tu cuenta, tendrás que invertir un gran presupuesto en publicidad y esperar a que el boca a boca haga su trabajo para que los clientes comiencen a llegar a tu comercio a un buen ritmo.

Al invertir en una franquicia, sobre todo si es una popular, no vas a necesitar prácticamente hacer una inversión publicitaria. Si, por ejemplo, inviertes en un restaurante conocido, el simple logo del mismo a pie de calle hará que los clientes entren a consumir.

Esta popularidad de marca es muy valiosa, porque está directamente vinculada con la confianza que transmite a los clientes. Así, cuanto más renombre, más facilidad para recuperar tu inversión de forma rápida.

4. Facilidades financieras

En relación al punto anterior hay otra razón que ayuda a que sea claro que invertir en una franquicia es de lo más recomendable. Hablamos de las facilidades financieras. Si tanto invirtiendo en un negocio propio como haciéndolo en una franquicia, necesitas financiación, te encontrarás con que el banco actuará muy distinto en un caso y otro.

Si acudes con un proyecto propio, lo más probable es que vaya a ser revisado con lupa. Lo analizarán desde todos los ángulos posibles y quizá, incluso así, no recibas la financiación que necesitas. Pero con un proyecto de franquicia todo cambia, en especial si se trata de una marca conocida o con la que ya hayan trabajado antes.

Los bancos saben cuál es la rentabilidad de las franquicias, de manera que entienden perfectamente que dándote una financiación no están asumiendo un riesgo, porque existen muchas posibilidades de que tu franquicia, como las anteriores de otros emprendedores, obtenga buenos resultados.

5. Poca inversión, grandes beneficios

Uno de los aspectos más positivos de las franquicias es que tienen un largo recorrido y ya se ha demostrado la viabilidad económica de las mismas.

No solo eso, sino que las planificaciones de rendimiento y beneficios se han pulido con la intención de aportar el mayor optimizado posible. De ahí que el importe que haya que pagar para obtener una franquicia siempre se encuentre ajustado al máximo.

Son inversiones moderadas, muy inferiores a las que requiere un comercio nuevo actuando por libre. No solo eso, sino que se trata de inversiones en las que se puede calcular con acierto el periodo de tiempo que tendrá que pasar para llegar al punto de recuperar la inversión.

Todo ello facilita que se trate de un tipo de proyecto muy adecuado para emprendedores, porque saben que el riesgo más reducido que en un proyecto propio, que la inversión no resulta tan elevada y que hay más posibilidades de obtener beneficios.

¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *