¿Pensando en poner una franquicia en México? Ventajas y desventajas de este modelo de negocio

Si estás pensando en poner un negocio en México, seguramente te interesará conocer las ventajas y desventajas de las franquicias.

Es normal estar dándole vueltas a todos los factores, analizando riesgo y sopesando pros y cotras de distintos modelos de negocio. Nosotros te queremos ayudar, y por eso abordamos una de las mejores formas de emprender en México, por muchas razones, pero sobre todo por la comodidad y la seguridad, ya que pones tu dinero en un negocio con trayectoria comprobable y cuentas con el apoyo del franquicitario.

No obstante, como en todas las cosas, además de los factores positivos hay que analizar también todos aquellos que podrían no encajar del todo en tu idea o no resultar convenientes en el largo plazo.

Hoy, te ayudamos a analizar pros y contras de las franquicias.

Ventajas y desventajas de las franquicias paso a paso

Las franquicias tienen aspectos tanto positivos como negativos. Lo mejor es que los conozcas todos, para que así, si te decides a invertir con una franquicia, no te lleves una sorpresa. Echa un vistazo a lo que te contamos sobre sus ventajas y desventajas.

Ventajas de las franquicias

Emprender con una franquicia significa ahorrar tiempo y esfuerzo, así como aumentar las garantías de obtener un buen resultado con tu inversión. Lo primero de todo es tener muy en cuenta que, al invertir en una franquicia, lo estás haciendo en un negocio que sabes que funciona.

Si abres la tienda número 120 de un famoso comercio de cosmética, y las otras 119 están teniendo buenas ventas, todo apunta a que tu franquicia también conseguirá un impacto positivo. Habría que gestionar muy mal la franquicia para que terminase tropezando o, quizá, tomar una mala decisión sobre su localización.

Otra ventaja es que no estás comenzando de cero. Si emprendes con tu propia idea y empresa, tendrás que partir desde lo más bajo, desarrollar el negocio y darlo a conocer con esfuerzo. Pero con una franquicia tienes todo el trabajo hecho. Ya se han realizado los estudios de negocio y mercado pertinentes, las acciones de marketing están implementadas desde hace años y el público te conoce.

Supone una oportunidad ideal para apostar a lo seguro y no arriesgar tu inversión.

No menos importante, los franquiciados tienen acceso a unos procesos de formación en los que se les prepara para que dominen su negocio de manera eficiente.

Gracias a estos conocimientos es posible llegar a sacar la máxima rentabilidad a la franquicia, y se obtiene en algunos casos una formación tan sólida que podría marcar la diferencia en la gestión de la empresa. Si emprendes en solitario, nadie te ayudará ni formará, por lo que tendrás que buscar tus propios cursos de apoyo.

Otras ventajas adicionales:

  • Te beneficias de todo el conocimiento y experiencia de la marca
  • Cuentas con apoyo y soporte en el desarrollo de tu negocio
  • Acceso a productos y materia prima a precios muy optimizados
  • Financiación para poder disponer de stock
  • Facilidades a la hora de lograr financiación en entidades bancarias
  • Soporte para continuar creciendo e introducir novedades
  • Recursos publicitarios compartidos

Desventajas de las franquicias

Por supuesto, aunque las franquicias aportan muchas ventajas, también supone hacer frente a una serie de aspectos que no resultan tan positivos. Por ejemplo, el más obvio es el desembolso que hay que realizar a la hora de comprar la licencia de la franquicia. Se tiene que hacer un pago que, eso sí, normalmente ya incorpora un paquete de medidas que te permiten poner en marcha tu negocio. Este coste es variable y hay franquicias que resultan más caras que otras.

Si hicieras un negocio por tu cuenta y riesgo, no tendrías que pagar ese dinero y todo quedaría en tus manos, tanto el gasto como el beneficio que obtengas. Esto es, asimismo, otro de los defectos.

Algunas franquicias tienen regalías que hay que pagar de forma mensual o anual, o porcentajes que hay que ceder a la compañía original como parte del acuerdo de marca. Eso implica que obtendrás un menor ingreso del que tendrías si tu negocio solo dependiera de ti. Pero, claro está, eso también reduciría la cantidad de clientes que recibirías.

Otro de los inconvenientes radica en que tienes menos libertad creativa de la que tendrías si trabajases en solitario sin dar cuentas a nadie. Por ejemplo, no podrás hacer una modificación en el logo de la empresa, ni tampoco en la decoración interior de la misma.

Las franquicias tienen que seguir de forma rigurosa las bases que haya establecido el negocio, incluso si tú, como inversor, no estás de acuerdo con alguna decisión que se haya tomado.

¿Hay más ventajas o desventajas al invertir en una franquicia?

A la hora de la verdad, haciendo una valoración de ventajas y desventajas, los aspectos positivos que tienen las franquicias superan, por mucho, a los negativos.

Son inversiones mucho más confiables, seguras y en las que el volumen de riesgo se reduce de manera dramática. Con una franquicia sabes que no vas por libre y que tienes un entorno de apoyo que estará contigo tal y como lo ha estado con muchos otros emprendedores antes.

En el mundo de los negocios, es crucial tener ayuda para poder llegar más lejos. Se simplifica tanto la forma de invertir que, salvo si tienes una muy buena idea innovadora o cuentas con experiencia empresarial para poder llevar a cabo tu negocio sin apoyo, no hay motivos por los que no invertir en una franquicia. De lo único que te tienes que asegurar es de elegir la correcta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *